Lanzamiento de primera vacuna recombinante clostridial

492

Lanzaron la primera vacuna clostridial recombinante para bovinos y ovinos en SENASA

Lanzaron la primera vacuna clostridial recombinante para bovinos y ovinos, Clostrimiq REC, producto elaborado con el soporte de la biología molecular y que recientemente fuera aprobado tanto por el Senasa, como por la Conabia.

Orientado desde sus inicios al desarrollo de soluciones tecnológicas basadas en la biología molecular aplicada a la sanidad animal, el laboratorio Biochemiq desarrolló y presentó la primera vacuna clostridial recombinante de la región.

Se trata de cumplir con el objetivo de hacer más eficiente el control de las enfermedades clostridiales en la producción bovina y ovina, sostuvo un informe.

«Del mismo modo en que se valora el uso de la biotecnología vinculada con avances genéticos (semen sexado o marcadores moleculares), esperamos que los productores accedan a conocer los beneficios de esta técnica aplicada a la mejora de la salud animal», explicó el responsable de Biochemiq, Juan Manuel Capece.

El directivo explicó que lograron «avanzar en la producción de vacunas surgidas de la tecnología del ADN recombinante. Un verdadero cambio de paradigma para el sector».

Asumiendo el desafío de volcar al rubro de la sanidad animal técnicas que ya se emplean en agricultura y en medicina humana a nivel global, Biochemiq obtuvo recientemente la autorización para modificar el proceso de elaboración (por medio de métodos que incluyen tecnología del ADN recombinante) de la toxina épsilon.

La toxina es causante de una enfermedad fatal dentro del grupo de las denominadas Clostridiales, comúnmente llamada Enterotoxemia de cabras, ovejas y bovinos.

«Logramos cambiar la tecnología de producción habitual por otra, a partir de la que obtenemos una proteína recombinante (inocua) llamada ETXr«, explicó el responsable técnico de Biochemiq, Fabián Cairó.

Explicó que «si bien las proteínas recombinantes se pueden producir en diferentes sistemas biológicos, en el caso de esta nueva vacuna, se obtiene de una E. Coli«.

Entre los beneficios más importantes de esta innovación se encuentra la posibilidad de aplicar un biológico con un antígeno específico sobre los animales.

Esto evita distraer al sistema inmune con otros antígenos asociados, como diferentes toxinas o somas bacterianos que generan una respuesta inmune que no protege contra la enfermedad y que, habitualmente, se incorporan en los biológicos sin que cumplan una función protectora.

«La nueva vacuna Clostrimq REC ya está disponible en el mercado argentino y se trata del primero de una serie de desarrollos ligados a la tecnología recombinante» del Laboratorio, concluyó Capece.